Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web.

Reserva de Conservación Explora Puritama

Ubicada en la profundidad de un cañón andino del Desierto de Atacama, esta Reserva de Explora abarca una ecoregión única en el mundo, donde el Altiplano de los Andes y el desierto más seco del planeta convergen en el gran lago del Salar de Atacama.

La reserva abarca un área de 6.000 hectáreas dentro del valle del río Puritama, incluyendo las fuentes termales de Puritama, donde la vegetación nativa y la abundante flora y fauna ofrecen un oasis para numerosas especies. Allí, y a partir de 2010, Explora lleva a cabo el más prolongado monitoreo del amenazado gato andino, además de esfuerzos conservacionistas de otras especies icónicas, cruciales para este ecosistema tan diverso, tales como pumas, gatos de la pampa, zorros, decenas de aves que van desde la majestuosa águila azul chilena hasta el pequeñísimo cometocino, de color amarillo verdoso, e incluso algunas especies de lagartijas y sapos, nuevas para la ciencia.

Durante las últimas décadas, nuestro compromiso con el Altiplano y Atacama ha reforzado nuestro cariño por su territorio y las personas que pertenecen a él o que lo visitan. Sus paisajes únicos, sus excepcionales ecosistemas y sus ancestrales culturas vivas son un patrimonio mundial que solo la conservación sustentable podrá preservar para las actuales y futuras generaciones. La Reserva de Conservación Puritama se concibió para reunir a personas con el fin de apoyar y participar en un amplio rango de proyectos de conservación.

Mapa y Ubicación

Ubicada a unos 60 kilómetros al norte del pueblo de San Pedro de Atacama, la Reserva de Conservación Puritama se extiende como un oasis de agua y vegetación a lo largo del curso del río Puritama desde el Altiplano hasta el Desierto de Atacama, el más seco del planeta.

El área de conservación e influencia de la reserva se extiende a lo largo de cientos de kilómetros, desde la meseta elevada de los Andes –el hogar de flora, vida silvestre y personas que se han adaptado a vivir sobre los 4.500 metros de altura, tales como las culturas quechua y aimara– hasta el Desierto de Atacama, donde el agua es extremadamente escasa y la tierra recibe la más elevada radiación solar que se ha registrado.

6.440

Hectáreas

de territorio protegido y enfocado en desarrollar un turismo sustentable con énfasis en el patrimonio natural y cultural de Atacama.

8

Piscinas termales

la reserva alberga antiguas fuentes termales cuyas aguas permanecen en una temperatura de 28 a 31° C, con una alta concentración de minerales.

83

Especies de flora

la reserva cuenta con un amplio rango de flora, considerando que se ubica en medio del desierto más seco del planeta.

87

Especies de Fauna

la reserva alberga una variedad de aves, insectos y animales, entre los cuales se encuentra el gato andino, una especie icónica y amenazada que ha sido monitoreada por Explora desde 2010.

Reserva conservación Explora Puritama

Cumpliendo un rol milenario como un oasis para plantas, animales y humanos, la Reserva Puritama ofrece un área única para explorar y conservar. El río fluye suavemente hacia abajo a través de un fértil cañón, formando terrazas de fuentes termales y donde los viajeros y visitantes pueden hacer senderismo, aprender y participar en proyectos de conservación, en contacto estrecho con las ancestrales comunidades locales.

  • Como en el largo plazo la filantropía suele desvanecerse, dimos inicio a un proyecto que une las virtudes de las empresas comerciales con organizaciones sin fines de lucro.

    Este diseño nos permite expandir y acelerar la conservación y proyectarla a perpetuidad.

    Para ello, el territorio de la reserva retiene un 95% de su área, destinándolo exclusivamente a la exploración y la conservación. En tanto el restante 5% será objeto de desarrollos que incluyan turismo, bienes raíces, investigación y educación. Cumpliendo su rol milenario como un oasis tanto para animales como para humanos, la Reserva de conservación Explora Puritama ofrece un espacio único para explorar y relajarse.

    El río fluye suavemente hacia abajo a través de un fértil cañón, formando terrazas con fuentes termales donde los viajeros y visitantes pueden relajarse después de practicar senderismo. La reserva albergará un Centro de Conservación diseñado para convertirse en el punto de encuentro de guarda parques, guías, voluntarios, propietarios, viajeros e investigadores.

    Está concebido para que sea un espacio vital en el cual los visitantes puedan aprender acerca de proyectos (y sus resultados) relacionados con la naturaleza, la historia y la conservación, en contacto estrecho con las comunidades locales y los testimonios de sus antiguas formas de vida.

    Habrá una amplia gama de posibilidades de exploraciones: tanto dirigidas por guías con su especial entrenamiento y conocimiento, como por senderos autoguiados con contenido de exploración y conservación apoyados por la tecnología. Les damos la bienvenida a todos a explorar y conservar la singularidad de este mundo.

    Cumpliendo su papel milenario como un oasis tanto para los animales como para los humanos, la Reserva de Puritama ofrece un área única para explorar y relajarse. El río baja suavemente a través del fértil cañón, formando terrazas de aguas termales, donde los viajeros y visitantes pueden darse un gusto después de caminar. La Reserva albergará un Centro de Conservación diseñado para ser un punto de encuentro para guardaparques, guías, voluntarios, propietarios, viajeros e investigadores. Será un espacio donde los visitantes puedan conocer sobre la naturaleza, la historia y los proyectos de conservación -y sus resultados-, en estrecho contacto con las comunidades y los testimonios de su antigua forma de vida.

    Les damos la bienvenida a todos para explorar y conservar la singularidad de este mundo.

    Explora Puritama Our Project
  • La Reserva de Conservación Puritama está ubicada a unos 60 kilómetros al norte del pueblo de San Pedro de Atacama, entre el Altiplano y el Desierto de Atacama en la Región de Antofagasta. Es un oasis en una de las regiones más áridas del mundo, donde el agua puede ser extremadamente escasa y la tierra ha recibido una de las mayores radiaciones solares registradas en el planeta.

    Casi en su totalidad, las quebradas de Puritama y Puripica son parte de las gargantas intermedias de la ecozona de la meseta de riolita. En Puritama, sin embargo, el estrecho camino que conecta con la quebrada Jorquencal establece una conexión directa con la puna de altura. El río Puritama se origina a partir de una fuente geotermal cercana al centro de la reserva, y alimenta las fuentes termales de Puritama. La zona también incluye una parte del río Puripica, que converge con el río Puritama cerca de Guatín.

    El área tiene un clima marginal de altura, con baja humedad relativa y gran amplitud térmica entre el día y la noche. Entre julio y agosto, los ríos se congelan de noche y se derriten durante el día. Aumentan su caudal debido a las lluvias tropicales durante los meses del verano austral, principalmente entre enero y marzo. Fuertes vientos del sudoeste también pueden alcanzar hasta 100 km/h. Los vientos, que son especialmente fuertes entre septiembre y noviembre, acarrean finos sedimentos y son un elemento significativo de erosión.

    Explora Puritama Geography
  • Las condiciones geográficas sirven como una ventaja biológica, dando vida a muchas especies de la región andina.

    Flora: Las condiciones geográficas sirven como una ventaja biológica, dando vida a muchas especies de la región andina. La reserva, ubicada entre los 3.700 y los 4.200 metros de altitud sobre el nivel del mar, se ve afectada por la escasa disponibilidad de oxígeno y un exceso de radiación solar, lo que influye en la fotosíntesis y el crecimiento de las plantas. Al interior de la reserva, y específicamente en las quebradas, las plantas dependen de la disponibilidad de agua, minerales y energía solar para su desarrollo y crecimiento. Las especiales condiciones de topografía, altitud, tipo de substrato, macro y micro clima de la Reserva de Conservación Explora en Puritama influyen en el desarrollo y las adaptaciones fisiológicas y morfológicas de la flora.
    Ello, debido a que la topografía es heterogénea, con igual cantidad de zonas planas, laderas suaves y pendientes pronunciadas de profundas quebradas. Por ejemplo, en un mismo cañón, la dirección de exposición de un cerro puede crear substanciales diferencias en la vegetación. Las laderas expuestas al norte (en el hemisferio sur) tienen más probabilidades de ser secas debido a que reciben una mayor radiación solar. Por lo tanto, las especies que habitan las laderas expuestas al norte, tales como los cactus, están mejor adaptadas a la sequía extrema. Luego, los diferentes tipos de substratos afectan la disponibilidad de nutrientes y, consecuentemente, el desarrollo de las raíces.

    Ellas realizan la fotosíntesis de manera más eficiente. Con el fin de reducir la pérdida de agua, tienen hojas con una menor superficie y una estructura modificada. En algunos casos, las hojas están completamente ausentes o son reemplazadas por espinas, mientras la fotosíntesis ocurre en el tronco. Otras especies pueden desarrollar una cutícula gruesa o escamas en sus hojas y troncos para crear un microclima en torno al tejido de la planta y así evitar la deshidratación. Existen otras que cierran sus estomas durante el día, manteniéndolos abiertos solo de noche. Las semillas pueden desarrollar una cobertura dura o contener substancias que impiden su germinación en condiciones adversas. La llegada de las lluvias es una señal para germinar y completar el ciclo biológico de la planta.

    Fauna: la fauna de la ecoregión del Altiplano está entre las más ricas y más variadas del país. La Reserva de Conservación Explora en Puritama es un ejemplo fiel de esta riqueza, debido a que contiene una gran diversidad de especies bien adaptadas a las condiciones extremas de temperatura y sequedad de la zona, lo que convierte esta reserva en un lugar único. Debido a sus diversos ambientes, alberga muchas aves con casi igual número de especies diurnas y nocturnas. Recientes estudios detectaron alrededor de 30 especies de 10 órdenes y 15 familias. El orden más representado es el de los passeriformes (pájaros cantores) y sus familias de thraupidae (cometocinos amarillos y de sierra) con siete especies, y los furnariidae (bandurrila común, tijeral andino) con cinco especies. También se pueden detectar anfibios y reptiles, sobre todo en las zonas aledañas al río y a las fuentes termales. A lagartijas como la liolaemus constanzae, se une ahora una nueva especie a la que hemos nombrado temporalmente como lioalemus puritamensis. El estudio de Puritama también identificó varios mamíferos, algunos de los cuales prosperan en este rico y diverso ecosistema. Asímismo hay muchas especies de roedores comunes, así como animales emblemáticos de la región, como guanacos (lama guanicoe), el zorro culpeo (lycalopex cupaeus) y la vizcacha (lagidium viscacia). Entre la familia de los felinos, hay fuerte presencia de pumas (puma concolor) y, naturalmente, el “felino sagrado”, el gato andino (leopardus jacobita), una de las especies más importantes y reconocidamente amenazadas de Sud América.

    explora puritama biodiversity Andean cat
  • El área de estudio pertenece al “Norte Grande” de Chile. Formado por diversas ecozonas que se ubican en diferentes altitudes, tiene un conjunto diverso de recursos naturales complementarios.

    Ciertamente la necesidad económica de aumentar los recursos disponibles ha sido la fuerza que ha impulsado el desplazamiento y la migración humana en esta región. Por lo mismo, para comprender las poblaciones pasadas y presentes es necesario considerar cada ecozona por sí misma y en relación a las demás. En la alta puna, las bajas temperaturas compensan las mayores precipitaciones para inhibir el crecimiento de la vegetación durante el invierno, haciendo que los recursos vegetales estén disponibles sólo durante los meses de verano. En conjunto, estas condiciones han ayudado a formar un patrón de asentamientos humanos con poblaciones que se concentran en la meseta intermedia de riolita, en los oasis del piedemonte y en las vegas (praderas húmedas) que se encuentran en los bordes del Salar de Atacama y, temporalmente, en ecozona de niveles más extremos.

    Explora Puritama_ Culture
  • Para los pueblos atacameños, o likan-antai, las montañas Kimal, Lascar, Licancabur y Juriques son sagrados. Los volcanes son masculinos y las montañas, femeninas.

    Miles de años atrás, Licancabur se enamoró de Kimal y se casaron. Sin embargo, Juriques, el hermano más joven de Licancabur, también se enamoró de Kimal. La cortejó y persiguió por tanto tiempo que Kimal finalmente se rindió a su encanto. Traicionando a Licancabur, amaba a Juriques en secreto. Lascar, el padre de ambos volcanes y el “gran señor de las montañas”, descubrió lo que estaba ocurriendo y castigó a Juriques por su traición, haciendo explotar su cumbre con una bola de fuego y dejándolo en su actual forma, con una meseta como cumbre. El castigo que recibió Kimal fue el exilio, confinándola más de 100 kilómetros hacia el sur en el otro extremo de la planicie salada de Atacama. Actualmente es fácil ver desde San Pedro el erguido Licancabur y el descabezado Jurique uno junto al otro, separados por la vasta y árida planicie en la que Kimal debería haber estado. En cambio, ella está en el otro lado de la planicie del salar, coronando la Cordillera de Domeyko con su majestuosa altura. Sin embargo, en el solsticio de invierno, temprano en la mañana de cada 29 de junio, la sombra de Licancabur toca la cumbre de Kimal, demostrando su eterno amor a pesar de los años y la distancia que los separa. Se cree que esta historia de Licancabur y Kimal -uno de los más importantes mitos de la región- es responsable de la fertilidad del salar de Atacama. El solsticio de invierno también coincide con la celebración (desde la época colonial) de San Pedro, el santo patrono del pueblo, que celebra el fin de un ciclo agrícola y el comienzo de uno nuevo.

    Explora Puritama Our Leyends

Como en el largo plazo la filantropía suele desvanecerse, dimos inicio a un proyecto que une las virtudes de las empresas comerciales con organizaciones sin fines de lucro.

Este diseño nos permite expandir y acelerar la conservación y proyectarla a perpetuidad.

Para ello, el territorio de la reserva retiene un 95% de su área, destinándolo exclusivamente a la exploración y la conservación. En tanto el restante 5% será objeto de desarrollos que incluyan turismo, bienes raíces, investigación y educación. Cumpliendo su rol milenario como un oasis tanto para animales como para humanos, la Reserva de conservación Explora Puritama ofrece un espacio único para explorar y relajarse.

El río fluye suavemente hacia abajo a través de un fértil cañón, formando terrazas con fuentes termales donde los viajeros y visitantes pueden relajarse después de practicar senderismo. La reserva albergará un Centro de Conservación diseñado para convertirse en el punto de encuentro de guarda parques, guías, voluntarios, propietarios, viajeros e investigadores.

Explora Puritama Our Project

Está concebido para que sea un espacio vital en el cual los visitantes puedan aprender acerca de proyectos (y sus resultados) relacionados con la naturaleza, la historia y la conservación, en contacto estrecho con las comunidades locales y los testimonios de sus antiguas formas de vida.

Habrá una amplia gama de posibilidades de exploraciones: tanto dirigidas por guías con su especial entrenamiento y conocimiento, como por senderos autoguiados con contenido de exploración y conservación apoyados por la tecnología. Les damos la bienvenida a todos a explorar y conservar la singularidad de este mundo.

Cumpliendo su papel milenario como un oasis tanto para los animales como para los humanos, la Reserva de Puritama ofrece un área única para explorar y relajarse. El río baja suavemente a través del fértil cañón, formando terrazas de aguas termales, donde los viajeros y visitantes pueden darse un gusto después de caminar. La Reserva albergará un Centro de Conservación diseñado para ser un punto de encuentro para guardaparques, guías, voluntarios, propietarios, viajeros e investigadores. Será un espacio donde los visitantes puedan conocer sobre la naturaleza, la historia y los proyectos de conservación -y sus resultados-, en estrecho contacto con las comunidades y los testimonios de su antigua forma de vida.

Les damos la bienvenida a todos para explorar y conservar la singularidad de este mundo.

La Reserva de Conservación Puritama está ubicada a unos 60 kilómetros al norte del pueblo de San Pedro de Atacama, entre el Altiplano y el Desierto de Atacama en la Región de Antofagasta. Es un oasis en una de las regiones más áridas del mundo, donde el agua puede ser extremadamente escasa y la tierra ha recibido una de las mayores radiaciones solares registradas en el planeta.

Casi en su totalidad, las quebradas de Puritama y Puripica son parte de las gargantas intermedias de la ecozona de la meseta de riolita. En Puritama, sin embargo, el estrecho camino que conecta con la quebrada Jorquencal establece una conexión directa con la puna de altura. El río Puritama se origina a partir de una fuente geotermal cercana al centro de la reserva, y alimenta las fuentes termales de Puritama. La zona también incluye una parte del río Puripica, que converge con el río Puritama cerca de Guatín.

El área tiene un clima marginal de altura, con baja humedad relativa y gran amplitud térmica entre el día y la noche. Entre julio y agosto, los ríos se congelan de noche y se derriten durante el día. Aumentan su caudal debido a las lluvias tropicales durante los meses del verano austral, principalmente entre enero y marzo. Fuertes vientos del sudoeste también pueden alcanzar hasta 100 km/h. Los vientos, que son especialmente fuertes entre septiembre y noviembre, acarrean finos sedimentos y son un elemento significativo de erosión.

Explora Puritama Geography

Las condiciones geográficas sirven como una ventaja biológica, dando vida a muchas especies de la región andina.

Flora: Las condiciones geográficas sirven como una ventaja biológica, dando vida a muchas especies de la región andina. La reserva, ubicada entre los 3.700 y los 4.200 metros de altitud sobre el nivel del mar, se ve afectada por la escasa disponibilidad de oxígeno y un exceso de radiación solar, lo que influye en la fotosíntesis y el crecimiento de las plantas. Al interior de la reserva, y específicamente en las quebradas, las plantas dependen de la disponibilidad de agua, minerales y energía solar para su desarrollo y crecimiento. Las especiales condiciones de topografía, altitud, tipo de substrato, macro y micro clima de la Reserva de Conservación Explora en Puritama influyen en el desarrollo y las adaptaciones fisiológicas y morfológicas de la flora.
Ello, debido a que la topografía es heterogénea, con igual cantidad de zonas planas, laderas suaves y pendientes pronunciadas de profundas quebradas. Por ejemplo, en un mismo cañón, la dirección de exposición de un cerro puede crear substanciales diferencias en la vegetación. Las laderas expuestas al norte (en el hemisferio sur) tienen más probabilidades de ser secas debido a que reciben una mayor radiación solar. Por lo tanto, las especies que habitan las laderas expuestas al norte, tales como los cactus, están mejor adaptadas a la sequía extrema. Luego, los diferentes tipos de substratos afectan la disponibilidad de nutrientes y, consecuentemente, el desarrollo de las raíces.

explora puritama biodiversity Andean cat

Ellas realizan la fotosíntesis de manera más eficiente. Con el fin de reducir la pérdida de agua, tienen hojas con una menor superficie y una estructura modificada. En algunos casos, las hojas están completamente ausentes o son reemplazadas por espinas, mientras la fotosíntesis ocurre en el tronco. Otras especies pueden desarrollar una cutícula gruesa o escamas en sus hojas y troncos para crear un microclima en torno al tejido de la planta y así evitar la deshidratación. Existen otras que cierran sus estomas durante el día, manteniéndolos abiertos solo de noche. Las semillas pueden desarrollar una cobertura dura o contener substancias que impiden su germinación en condiciones adversas. La llegada de las lluvias es una señal para germinar y completar el ciclo biológico de la planta.

Fauna: la fauna de la ecoregión del Altiplano está entre las más ricas y más variadas del país. La Reserva de Conservación Explora en Puritama es un ejemplo fiel de esta riqueza, debido a que contiene una gran diversidad de especies bien adaptadas a las condiciones extremas de temperatura y sequedad de la zona, lo que convierte esta reserva en un lugar único. Debido a sus diversos ambientes, alberga muchas aves con casi igual número de especies diurnas y nocturnas. Recientes estudios detectaron alrededor de 30 especies de 10 órdenes y 15 familias. El orden más representado es el de los passeriformes (pájaros cantores) y sus familias de thraupidae (cometocinos amarillos y de sierra) con siete especies, y los furnariidae (bandurrila común, tijeral andino) con cinco especies. También se pueden detectar anfibios y reptiles, sobre todo en las zonas aledañas al río y a las fuentes termales. A lagartijas como la liolaemus constanzae, se une ahora una nueva especie a la que hemos nombrado temporalmente como lioalemus puritamensis. El estudio de Puritama también identificó varios mamíferos, algunos de los cuales prosperan en este rico y diverso ecosistema. Asímismo hay muchas especies de roedores comunes, así como animales emblemáticos de la región, como guanacos (lama guanicoe), el zorro culpeo (lycalopex cupaeus) y la vizcacha (lagidium viscacia). Entre la familia de los felinos, hay fuerte presencia de pumas (puma concolor) y, naturalmente, el “felino sagrado”, el gato andino (leopardus jacobita), una de las especies más importantes y reconocidamente amenazadas de Sud América.

El área de estudio pertenece al “Norte Grande” de Chile. Formado por diversas ecozonas que se ubican en diferentes altitudes, tiene un conjunto diverso de recursos naturales complementarios.

Ciertamente la necesidad económica de aumentar los recursos disponibles ha sido la fuerza que ha impulsado el desplazamiento y la migración humana en esta región. Por lo mismo, para comprender las poblaciones pasadas y presentes es necesario considerar cada ecozona por sí misma y en relación a las demás. En la alta puna, las bajas temperaturas compensan las mayores precipitaciones para inhibir el crecimiento de la vegetación durante el invierno, haciendo que los recursos vegetales estén disponibles sólo durante los meses de verano. En conjunto, estas condiciones han ayudado a formar un patrón de asentamientos humanos con poblaciones que se concentran en la meseta intermedia de riolita, en los oasis del piedemonte y en las vegas (praderas húmedas) que se encuentran en los bordes del Salar de Atacama y, temporalmente, en ecozona de niveles más extremos.

Explora Puritama_ Culture

Para los pueblos atacameños, o likan-antai, las montañas Kimal, Lascar, Licancabur y Juriques son sagrados. Los volcanes son masculinos y las montañas, femeninas.

Miles de años atrás, Licancabur se enamoró de Kimal y se casaron. Sin embargo, Juriques, el hermano más joven de Licancabur, también se enamoró de Kimal. La cortejó y persiguió por tanto tiempo que Kimal finalmente se rindió a su encanto. Traicionando a Licancabur, amaba a Juriques en secreto. Lascar, el padre de ambos volcanes y el “gran señor de las montañas”, descubrió lo que estaba ocurriendo y castigó a Juriques por su traición, haciendo explotar su cumbre con una bola de fuego y dejándolo en su actual forma, con una meseta como cumbre. El castigo que recibió Kimal fue el exilio, confinándola más de 100 kilómetros hacia el sur en el otro extremo de la planicie salada de Atacama. Actualmente es fácil ver desde San Pedro el erguido Licancabur y el descabezado Jurique uno junto al otro, separados por la vasta y árida planicie en la que Kimal debería haber estado. En cambio, ella está en el otro lado de la planicie del salar, coronando la Cordillera de Domeyko con su majestuosa altura. Sin embargo, en el solsticio de invierno, temprano en la mañana de cada 29 de junio, la sombra de Licancabur toca la cumbre de Kimal, demostrando su eterno amor a pesar de los años y la distancia que los separa. Se cree que esta historia de Licancabur y Kimal -uno de los más importantes mitos de la región- es responsable de la fertilidad del salar de Atacama. El solsticio de invierno también coincide con la celebración (desde la época colonial) de San Pedro, el santo patrono del pueblo, que celebra el fin de un ciclo agrícola y el comienzo de uno nuevo.

Explora Puritama Our Leyends

OUR LOGDE ATACAMA EXPLORA

Nuestro lodge en Atacama

Está ubicado en el oasis de San Pedro de Atacama, en el hermoso Ayllú de Larache, una vez habitado por antiguas familias atacameñas.

Descubre más >

Nuestras Reservas de Conservación en Patagonia

Uno de los territorios más remotos del mundo, reservado para viajeros en busca de una belleza inusual.

Ver más >
Explora Conservation Reserve Patagonia Torres del Paine_